JORNADA
Martes 26, septiembre 2017
Loading
Compra de acciones a Soboce fue mayor a reportada a las autoridades
Sergio Sainz, representante de la empresa mexicana Grupo de Cemento Chihuahua, exsocio de Samuel Doria Medina, indicó que fue el empresario boliviano que pidió la intermediación de Akapana, empresa offshore en Panamá.

Imprimir Enviar
La Paz, (JORNADA)
martes 26, septiembre 2017
JornadaNet
JORNADA
El representante de la empresa mexicana Grupo de Cemento Chihuahua, Sergio Sainz, que llegó a Bolivia para responder algunas preguntas de la comisión Mixta que investiga los "Papeles de Panamá", reveló ayer lunes que la compra de acciones que hizo a la Sociedad Bolivia de Cemento (Soboce) fue por un monto mayor al declarado por el empresario y líder de la opositora Unidad Nacional (UN), Samuel Doria Medina.

El monto por la venta de las acciones de la Sociedad Boliviana de Cemento (Soboce) a la empresa mexicana Grupo de Cemento de Chihuahua, a través de la empresa offshore Akapana creada por la familia de Samuel Doria Medina para esta transacción, fue sustancialmente mayor a la declarada a las autoridades bolivianas, afirmó Sergio Sainz, representante legal de la firma mexicana.

"Hoy (lunes) tuvimos la presencia de la representación de la empresa Chihuahua, que apunta, que en el contrato que suscribe con Doria Medina el monto es mucho más alto al que se declaró a las autoridades nacionales, además que desmiente a Doria Medina cuando dice que la empresa offshore (Akapana) se construyó a pedido de la familia Doria Medina", informó el presidente de la Comisión mixta que investiga los "Papeles de Panamá", Manuel Canelas.

Canelas explicó que Doria Medina había indicado que la venta de las acciones de Soboce los hizo por 270 millones de bolivianos, pero los estados financieros de la empresa mexicana de 2005, dicen que la venta fue por alrededor de 526 millones de bolivianos.

"Si eso es así, quiere decir que los impuestos que pagó la familia Doria Medina no son los impuestos que debía pagar (...) y en caso de que esto fuera cierto, según la investigación que hizo Impuestos la familia del empresario debería pagar con multas y el tiempo transcurrido alrededor de 40 millones de dólares hasta hoy, pero eso lo daremos a conocer en el informe final", puntualizó Canelas.

Monto mayor

Según Sainz "el procedimiento de negociación se realizó en la ciudad de La Paz, con funcionarios de Sociedad Boliviana de Cemento (Soboce), aproximadamente tres semanas, finalmente se firmó el contrato de compraventa con Akapana SA en el domicilio de Soboce (...) el día 22 de septiembre de 2005.

Insistió en que la transacción fue "sustancialmente mayor" a la declarada a autoridades bolivianas, pero no especificó el monto.

Consultado sobre el proceso de compraventa de acciones de Soboce realizado en 2005 a la empresa Chihuahua, explicó que "la copia de contratos de compraventa de fecha 22 de septiembre de 2005 (...) fue remitido a Soboce a solicitud de las autoridades bolivianas" y que en el mismo se establece responsabilidades explícitas al pago de impuestos.

Sainz respecto al motivo por el cual se había incluido a la empresa panameña Akapana SA en la acción de compraventa de transacciones de Soboce, puntualizó que "fue a solicitud del señor Samuel Doria Mediana y los demás accionistas de la Compañía de Inversiones Mercantiles SA", el accionista mayoritario de Soboce, añadió.  

Empresa Akapana

El representante de la empresa mexicana remarcó que en ningún momento solicitó incluir en la firma a la empresa offshore. "He escuchado en la prensa que el señor Doria Medida (dijo) que fue a solicitud de grupo Cemento de Chihuahua SA que se utilizó la empresa de Akapana en la transacción, y no, fue a solicitud de él que se utilizó la empresa Akapana", insistió.

La comisión investiga a la empresa Akapana, luego de que en noviembre del año pasado, el vicepresidente Álvaro García Linera denunció que la familia de Samuel Doria Medina usó paraísos fiscales mediante la creación de la empresa que creó en Panamá.

Según García Linera, Doria Medina habría utilizado dos mecanismos para evadir impuestos: uno cuando declaró una ganancia menor a la real y creó una empresa "fantasma" en Panamá, llamada Akapana, para venderse a sí mismo sus acciones a un precio bajo (sobre el que pagó los impuestos) y otro cuando transfirió el paquete accionario a un precio alto a Cementos Chihuahua sin declarar la operación en Bolivia.

Finalmente, Canelas sostuvo que su Comisión analizará toda la información de este y los demás casos investigados, para determinar quién tiene que continuar con la investigación. Si existen delitos tributarios, estos informes deberán ser enviados al SIN; si son de carácter penal, se los derivará a la Fiscalía; y si hay observaciones en temas financieros, serán de conocimiento de la Unidad de Investigaciones Financieras.

Bolivia
© 2001-2017 JornadaNet.com y JORNADA son editados por Aurios S.R.L. en La Paz, Bolivia. Teléfono: 591 2 2407789 Fax: 591 2 2487487