JORNADA
Sentencian a penas bajas a militares bolivianos que dieron misiles a EE.UU.

Imprimir Enviar
La Paz, (EFE)
viernes 1, septiembre 2017

JornadaNet
APG
El Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) de Bolivia dictó ayer sentencia de tres años y otras penas menores a los acusados por el caso "Misiles chinos" que implicó a exjefes militares y civiles por la entrega de armamento bélico a Estados Unidos.

El exministro de Defensa Gonzalo Méndez, el excomandante de las Fuerzas Armadas Marco Antonio Justiniano, el exjefe del Ejército Marcelo Antezana y el exviceministro Gonzalo Rocabado fueron condenados a tres años de presidio pese a que la Fiscalía pidió la condena máxima de 30 años.

El militar Víctor Hugo Cuéllar Balcazar recibió una sentencia de dos años y seis meses, David Torricos Vargas y Wilbert Sánchez Sánchez fueron sentenciados a dos años, otros dos implicados fueron absueltos.

El magistrado miembro del Tribunal de Sentencia, Antonio Campero, explicó a los periodistas que hubo una "sentencia mixta" con condenas y absoluciones en función al peso de las pruebas de la Fiscalía.

"El tribunal en pleno (está) con la seguridad de haber emitido una sentencia de justicia conforme corresponde nuestras normas", dijo el magistrado.

Antezana, uno de los sentenciados, indicó a los medios tener la conciencia limpia y dijo estar "conforme" con la decisión judicial de los magistrados a los que incluso felicitó por su decisión.

El Ministerio Público imputó a estas personas por "sometimiento total o parcial de la Nación a dominio extranjero", incumplimiento de deberes, revelación de secretos y resoluciones contrarias a la Constitución en un proceso que duró cinco años y que recién culminó en julio.

La sentencia también decidió enviar a la Fiscalía los antecedentes contra el expresidente Carlos Mesa (2003-2005) por ocasionar un vacío legal que incidió en la "seguridad del Estado", dice el texto.

El fiscal del caso, José Gutiérrez, no quiso hacer valoraciones sobre la situación de Mesa ante los medios, "se hará una evaluación cuando lleguen los antecedentes", indicó.

Carlos Mesa fue nombrado vocero del de la Demadanda Marítima por el Gobierno de Evo Morales, ambos mantienen una relación tensa desde que aquel decidió cuestionar públicamente varias de las decisiones del mandatario.

Los misiles tierra-aire HN-5A en los que se centró el caso fueron comprados por Bolivia a China en 1996 y nueve años después 36 de ellos entregados a la embajada de Estados Unidos en La Paz para su desactivación con el argumento de que estaban obsoletos.

El Gobierno de Morales impulsó el proceso judicial al considerar que ese armamento no estaba inservible.

El expresidente boliviano Eduardo Rodríguez Veltzé (2005-2006) fue incluido inicialmente en el proceso, aunque fue exonerado en 2012 por decisión de la Asamblea Legislativa.

Rodríguez Veltzé es actualmente el representante y agente de Bolivia ante la Corte Internacional de Justicia de La Haya (CIJ) en la demanda del país andino contra Chile por la centenaria reclamación marítima boliviana.

Bolivia
© 2001-2017 JornadaNet.com y JORNADA son editados por Aurios S.R.L. en La Paz, Bolivia. Teléfono: 591 2 2407789 Fax: 591 2 2487487