JORNADA
La libertad de conciencia en elecciones judiciales

Imprimir Enviar
lunes 4, septiembre 2017

La libertad de conciencia rige en nuestro país, al haber declarado al Estado como laico, es decir que no tiene preferencias religiosas y menos prohíja a alguna de ellas. Por lo tanto el pueblo, los ciudadanos, tienen la opción de escoger sus preferencias espirituales, sin por ello sufrir ninguna condena o sanción.

La libertad de conciencia también se debe entender por la libertad de adscribirse a cualquier corriente política, estatus que los gobiernos deben respetar, sin pretender que el ciudadano para sobrevivir, tener empleo digno, tenga que adherirse a las corrientes políticas que se encuentran en el poder.

Igualmente la libertad de conciencia nos da el derecho a elegir libremente en las elecciones generales, regionales, municipales o en los referéndums, escogiendo la opción de su preferencia.

La única obligación que tienen los ciudadanos es inscribirse y depositar su voto, el que es secreto.

Esta introducción vale para las elecciones generales para magistrados en diciembre de este año, en las que se debe elegir a los titulares y suplentes de cuatro estamentos del poder judicial, los mismos que han sido seleccionados en la Asamblea Legislativa Plurinacional.

En estas justas el derecho del ciudadano es tener la información debida y correcta sobre los candidatos, ya que no puede recibir de éstos sus planes o expectativas si son elegidos en los cargos en pugna, ya que lo prohíbe la Constitución y el reglamento electoral.

Sin embargo, en este cometido se encuentra el Tribunal Supremo Electoral y también las organizaciones políticas, sociales del país. Todos nos alentarán a sufragar ya sea en forma positiva o negativa.

Si existe una campaña por el voto nulo, blanco o pifiado, seguramente la misma tendrá el suficiente respaldo, aunque es una opción que, de ninguna manera, inhabilitará los resultados electorales, los que se basan en los votos válidos solamente.

Por lo anterior nos parecía incongruente una primera posición de algún vocal que había amenazado con sanciones en caso de la referida campaña aunque el organismo superior electoral tuvo que desdecir y aprobar la Valdez de las campañas que se efectuarán en los próximos meses.

Sin embargo debemos hacer notar que si los votos blancos y nulos superan en número a los votos válidos, la elección de los magistrados perderá su legitimidad aunque no su legalidad por lo explicado.

Así sucedió en las pasadas elecciones y tuvimos un Poder Judicial lamentable, cuoteado por las organizaciones sociales, aunque no por los partidos políticos como ocurrió en el pasado.

Editorial
© 2001-2017 JornadaNet.com y JORNADA son editados por Aurios S.R.L. en La Paz, Bolivia. Teléfono: 591 2 2407789 Fax: 591 2 2487487